¡Tenemos una buena noticia para ti! En nuestra consulta de Medicina Estética de Zaragoza realizamos el tratamiento del Bruxismo con Botox. Podemos mejorar tu calidad de vida. ¡Descúbrelo en este artículo!

¿SABÍAS QUE la palabra Bruxismo viene del griego y significa “rechinar”? Y es que uno de los síntomas más característicos del bruxismo es apretar los dientes, unos contra otros, con mucha fuerza, deslizándolos o frotándolos de atrás hacia adelante.

El rechinar se produce de manera inconsciente. Es más frecuente por la noche, aunque también por el día.

¿Cuál es la consecuencia más visible del Bruxismo?

La contracción repetida y mantenida de los dientes superiores contra los inferiores produce un aumento del tamaño del músculo masetero (hipertrofia). Como consecuencia de esto,  vemos el ángulo mandibular más marcado, y esto da al rostro una forma más cuadrada y ancha.

Además, se produce el desgaste de los dientes y huesos de alrededor.

¿Por qué se produce el Bruxismo?

Hay mucha controversia al respecto, pero uno de los factores determinantes suele ser el estrés diario. Además influyen: la dieta, dientes desalineados, postura, hábitos al dormir…

¿Cuáles son los síntomas?

La fuerza de contracción del músculo masetero suele producir dolor en la mandíbula y en la articulación témporo-mandibular. Además se puede acompañar de dolor de cabeza y/o migrañas. Esto les lleva muchas veces a dormir mal y levantarse cansados por la mañana.

También se pueden producir dolor al masticar, dolor en oídos, cuello, nuca...

En algunos casos no se producen síntomas y sólo se observa el aumento del músculo masetero.

¿Cuál es el tratamiento que nosotros ofrecemos?

Los pacientes con Bruxismo que acuden a nuestra consulta suelen llevar muchos años sin responder a su tratamiento habitual: férula de descarga, ortodoncia, fármacos, ejercicios de fisioterapia…

Nosotros les ofrecemos un tratamiento que alivia sus molestias y les permite tener una buena calidad de vida. Además, les ayudamos a corregir su mandíbula ensanchada.

Consiste en infiltrar “Botox” (toxina botulínica) para relajar el músculo masetero. Con ello, conseguimos disminuir su fuerza de contracción y su tamaño. Los efectos se empiezan a notar a los 3-4 días. La duración suele ser de 6-9 meses. 

En ocasiones, se infiltra también el músculo temporal. Esto es necesario sólo si contribuye a producir dolores de cabeza en el bruxismo.

Ventajas del tratamiento del Bruxismo con Botox:

  • Efectivo: en un 90% de los casos mejora la calidad de vida del paciente.
  • Mínimamente invasivo e indoloro.
  • El paciente puede continuar con su vida habitual, sin baja laboral.
  • Mejoría estética, al disminuir el tamaño del músculo masetero.

Deja un comentario

makeup